Hotel Rural Caserío de Aldeallana

El hotel boutique en el que te quedarías a vivir. Por su ubicación única dentro de una preciosa finca de 300 hectáreas a tan sólo 75 Km de Madrid y 18 de Segovia. Por la sensación de tranquilidad y respeto al medio ambiente. Por el buen gusto con el que ha sido decorado. Por el trato personal y exquisito con el que se cuida cada momento de tu estancia. Y porque cada día puedes vivir una experiencia distinta y enriquecedora.

Un caserío de 1800 convertido en una experiencia única que combina la arquitectura tradicional segoviana y las comodidades de un Bed&Breakfast de lujo, gracias al extraordinario trabajo de la interiorista Isabel López-Quesada y a Rocío, la propietaria que ha rescatado piezas de desvanes y almonedas para decorar el hotel con estilo propio.

Espacio y serenidad. El Caserío, con cinco habitaciones dobles, te garantiza que vas a poder disfrutarlo de una manera plácida y tranquila. El acogedor salón con chimenea y zona de bar, el comedor, la cocina privada, el porche en el jardín, el patio principal en el que disfrutar, entre jazmines, del chill-out con hamacas y una ducha.